El papel de los robots móviles en el ‘viaje’ de un producto dentro de una fábrica inteligente

Cuando un producto fabricado llega a la zona de distribución, listo para ser transportado a los clientes, es muy posible que ya haya recorrido varios kilómetros sólo en su entorno de producción y almacenamiento, ya sea en forma de materias primas o componentes, o como producto acabado y envasado. Las materias primas y las piezas pasan por muchos pasos desde la zona de recepción hasta los puntos de almacenamiento en el almacén y luego la entrega a la línea de producción. Al igual que los productos acabados en la dirección opuesta, de la zona de producción al área de distribución.

Estos procesos de transporte interno, incluso en entornos de fabricación ampliamente automatizados, se realizan a menudo de forma manual y dependen en gran medida de la mano de obra humana. Sin embargo los robots móviles autónomos (AMR) permiten automatizar completamente estas tareas a lo largo de todo el recorrido del producto, no solo ayudando lograr una mayor eficiencia y aumentar la productividad general, sino que también permitiendo reasignar al personal de almacén a tareas más productivas y de mayor valor.

Altamente flexibles, asequibles, colaborativos y fáciles de usar, los AMR pueden integrarse rápidamente para automatizar toda o sólo una parte de los siguientes procesos de intra-logística:

  • Logística entrante: Centrado en las zonas de recepción, el manejo de materias primas, herramientas de trabajo, suministros, equipos y productos devueltos deben descargarse, organizarse, inspeccionarse y transportarse de forma segura y eficiente hasta donde se necesitan. Los AMR con transpaletas integradas son capaces de transportar de forma autónoma palés de hasta 1000 kg, a cualquier lugar del almacén.
  • Líneas de producción y ensamblaje: Los procesos de abastecer a las líneas de producción y ensamblaje con materiales suelen tener lugar en entornos dinámicos con muchos empleados, por lo que no se recomienda el uso de carretillas elevadoras convencionales. Los AMR pueden atravesar de forma segura y eficiente incluso los entornos de producción más concurridos, y como no requieren ninguna modificación de la infraestructura, pueden reconfigurarse fácilmente para abastecer nuevas áreas o líneas de producción.
  • Productos acabados, residuos y logística saliente: Los AMR también pueden transportar productos acabados desde el ensamblaje final hasta el almacén y zona de distribución, además de otras tareas que requieren mucho tiempo, como la retirada de palés vacíos, materiales de embalaje usados, subproductos de fabricación y otros residuos, desde la fábrica a la zona adecuada.

Una de las grandes ventajas de los AMR es que se les puede confiar una amplia gama de tareas y aplicaciones al dotarlos de diferentes módulos superiores creados y puestos a disposición del mercado por desarrolladores de terceros certificados. Desde estanterías y módulos elevadores hasta rodillos transportadores y brazos robóticos, la variedad de módulos superiores sigue aumentando e impulsando las oportunidades de las empresas para automatizar procesos intralogísticos que hasta ahora no eran posibles.

La automatización con robots no es sólo para las líneas de producción. Ahora es igual de importante automatizar la logística interna con robots móviles y generar eficiencia a lo largo de todo el viaje del producto.

Autor: Fernando Fandiño Oliver, Director Regional y de Ventas, Sur de Europa y MEA, Mobile Industrial Robots

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba